Esa primera vez…




Díganme exagerada, dramática y/o hiperbólica, pero cuando dejás a tu bebé por primera vez… Aygh.